image

Santini

Cascais. Santini es una de las heladerías más antiguas en Portugal. Todo empezó con una pequeña tienda en Praia do Tamariz en 1949. Attilio Santini un inmigrante italiano elaboraba helados artesanalmente con los ingredientes más frescos y de mayor calidad para vender en la playa durante la temporada de verano.
Era muy normal ver a este hombre sencillo, en amena conversación con ministros, diplomáticos, e incluso los miembros de las casas reales que vivían en Estoril. Muy especialmente, la familia real española, por la que que, Santini sentía gran simpatía y enorme cariño. Hoy Santini se expandió a São João do Estoril y Lisboa y no tiene que ser verano para encontrar una larga cola en la puerta de esta famosa heladería, son muchos los que saben que aquí se elaboran los mejores helados de la región. Eduardo Santini, tercera generación, produce el mismo helado de calidad utilizando las mismas recetas, 100% natural y sin aditivos. Los sabores cambian con las estaciones, hay más de 20, desde los tradicionales (chocolate, caramelo, vainilla) a los de frutas (manzana, frambuesa, mango, limón, fruta de la pasión), o sabores mucho más exóticos y originales (aguacate, gorgonzola con nueces, jengibre, manzana asada y canela).
Con una estética muy cuidada, las heladerías son famosas por sus diseños de nevera portátil, sandalias, sombreros o bloc de notas, y es que para tomar un helado también hay que cuidar los detalles.image