image

Said

Roma. Una antigua fábrica de chocolate escondida en un entrante del barrio de San Lorenzo ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos manteniendo su esencia y su sabor. Y de ahí ha nacido Said, un lugar realmente delicioso. Abriendo la puerta se tiene la sensación de entrar en un lugar de cuento, con luces, figuritas y botes de cristal que llenan las estanterías.image
Un espacio dedicado exclusivamente a este producto: chocolate para llevar o chocolate para degustar en la chocolatería y en el restaurante situados en el fondo. Este local no sólo conserva la estructura original de 1923 de una antigua fábrica de dulces, sino también la maquinaria para la elaboración del chocolate, del turrón y de los caramelos, las mesas de trabajo, los utensilios y los moldes. Las paredes están cubiertas de moldes de chocolate de plata, de todas las formas y tamaños. La oferta gastronómica gira, como es obvio, en torno al chocolate: chocolate caliente, tartas y hasta propuestas más atrevidas como la “caponata” (una especie de pisto) con chocolate. Las tabletas, los bombones, las trufas, los típicos huevos de chocolate, todo se elabora aquí a partir de la masa de cacao.
En el restaurante se sirven platos originales y relacionados con el chocolate. Sirva de ejemplo unos fusilli con pecorino, peras y chocolate realmente insuperables! Una segunda tienda acaba de abrir en el SoHo londinense.