3A30498C-A0EE-4151-897D-F00F0D911B3E

Lola Hats

New York. Poco debe importar que haya frío, llueva o nieve. Los sombreros de Lola Ehrlich son tan bonitos que deberíamos llevarlos incluso para ir al supermercado.1D7CCA05-5BF0-4EBE-813D-B7A128FF3FBB
Lola Ehrlich nació en Holanda y creció en París, donde sus padres, un artista y una escritora, alentaron su lado creativo alejandola de la escuela (y parece que funcionó). Después de ser bailarina de ballet, se mudó a Nueva York, donde trabajó como estilista, conservadora de textiles y editora de revistas. Luego, Lola abrió una tienda de sombreros únicos con un estilo inequívocamente contemporáneo para mujeres diferentes y aventureras.
Sus sombreros están hechos a partir de moldes vintage, o nuevos, hechos a mano por artesanos italianos con sede en París que trabajan cada sombrero como una creación única. Seleccionan los fieltros más suaves y la rafia excepcionalmente flexible para hacer sombreros impecablemente elegantes y sumamente cómodos. El mismo nivel de atención se aplica a los adornos, que se cosen a mano y se adaptan uno a uno. Visitar el estudio de Bushwick es inspirador, lleno de libros y artefactos traídos de los viajes de Lola, el enorme espacio tiene más de 60 ventanas con una vista espectacular de Manhattan.
Los sombreros han aparecido en portadas de revistas que van desde Elle a Vogue Italia y ahora se venden en todo el mundo: Barneys New York, Bergdorf Goodman, Neiman Marcus, Saks Fifth Avenue, Liberty of London, L’Eclaireur en París y Tomorrowland and Isetan en Tokio. Mientras Lola divide su tiempo entre su estudio de Bushwick y su casa en Saint Paul-de-Vence.6A51CE99-1524-4760-8A71-665BE7BA65DB