image

Le District

New York. “New York with a French Attitude” así es como se autodefine Le District. Nació de la idea de un gran grupo americano, HPH, dirigido por el francés Laurent Vasseur. Le District se considera el templo de la gastronomía francesa. Es la nueva parada gastronómica obligatoria en la gran manzana.image
Es un mercado, pero también una brasserie, un bar y una terraza. Respira “en français” por todas sus esquinas aunque su savoir faire viene de una mente española: la del chef Jordi Vallès, formado con Adrià, Arzak, Subijana y en restaurantes franceses. La fascinación de los neoyorquinos por Francia viene de lejos. La escasez de una auténtica baguette en New York es alarmante. Hasta ahora había que recurrir a Le Pain Quotidien, Maison Kayser o al tradicional Balthazar para encontrar pan crujiente. Ahora Le District ofrece 40 tipos de pan diferentes, se hacen entre 1.200 y 1.500 al día, sin contar croissants, pain au chocolat, etc. Abierto en el 2015 en el renovado centro comercial Brookfield Place, conocido ya como el “Eataly francés”, Le District es ese sitio en el que se puede entender la debilidad neoyorquina por la cocina francesa. Toda la comida francesa se encuentra en este espacio de 3000 m2 con stands para cada especialidad culinaria: fiambres, pescadería, pastelería, floristería, rotisserie,…Y haga tres lugares donde comer: Le Bar, concurrido por los trabajadores de Wall Street, con especialidades francesas y otras más exóticas, pero siempre respetando la cultura francesa; Beaubourg, una brasserie tradicional con un menú de recetas clásicas inmortales como los escargots de Bourgogne o un torunedo Rossini; y un restaurante gastronómico llamado L’Appart que es como un apartamento con su timbre para sólo 28 comensales por cena donde disfrutar de un menú diferente creado por el chef Nicolas Abello, a partir de lo que el mercado ofrece cada día.image