image

Laibajan

Madrid. Un proyecto cuyo objetivo es recuperar e impulsar la labor de los artesanos del mundo a través de sus creaciones. Un modo de defender la diversidad cultural y creativa que existe tras los oficios. Laibaján ofrece artículos singulares elaborados con materiales de primera calidad a través de procesos respetuosos con el medio ambiente.image
Hace siete años, Beatriz Goizueta, depués de 30 años dedicada al mundo de la comunicación y de la moda -fue directora de comunicación de Hermés Iberica- decidió parar y vivir la vida con mayúsculas. Para entonces, su conocimiento del mundo de los artesanos, de su forma de compromiso con el trabajo, era enorme. Y por ahí enfocó su mucha energía y su total sensiblidad, por lo que de manera natural creó Laibaján: “Light by hands”/ luz a través de las manos. Puso ese nombre porque indica de una forma muy gráfica y sonora el trabajo de los artesanos y su capacidad para transmitir esa luz y la fuerza y coherencia de sus creaciones, a través de sus manos. Un proyecto que aúna a artesanos de todo el mundo, que más que una tienda on line es un contenedor de trabajos exquisitos al alcance sólo de gente especial. Este año, se han unido Fátima Bravo y Nadia del Pozo que vive en México.image
Trabajan muy cerca con los mejores artesanos del mundo ayudando a recuperar oficios y su forma de vida, porque en esa coherencia es donde se manifiesta toda la belleza de los objetos que hacen. Objetos con una marcada responsabilidad social, que respetan por un lado el medio ambiente y por otro al ser humano, pero siempre valorando el diseño y la calidad. Un objeto que se va transformando con el tacto, con el uso y que va adquiriendo una pátina que cada vez lo hace más bello. Piezas que por estar muy bien pensadas y construidas son atemporales y algunas únicas. Dirigidas a un público que vive con esa consciencia. Es gente con enorme sensibilidad. Trabajan con artesanos de España, México, Guatemala, Colombia, Marruecos, Grecia, de El Tíbet… Constantemente están buscando en diferentes partes del mundo que respondan a su filosofía, basada en la calidad del trabajo artesanal, en la pureza de los materiales con los que se realizan y cuyos procesos de elaboración sean respetuosos con el entorno.