IMG_7291

Kika Vargas

Bogotá. Kika Vargas es una diseñadora colombiana vanguardista, además forma parte del grupo de creativos con más proyección internacional, de hecho Moda Operandi, el portal de moda, vende sus prendas.IMG_7295
El sueño de Kika Vargas comenzó a moldearse desde muy joven, primero en Chicago en el Art Institute, donde estudió Fine Arts y después en Italia, en el Insituto Marangoni de Milán. Empezó a trabajar en Missoni, una de sus firmas favoritas y la casa donde terminó de pulir su visión acerca del arte de vestir y de experimentar con el color y las muchas posibilidades que surgen de él. Regresó en 2011 a Colombia para crear su taller en la ciudad de Bogotá. La pujante industria colombiana de la moda la ha elevado a base de premios y alabanzas, y en muy poco tiempo se ha consolidado como una marca de referencia.
Kika Vargas soñaba, cuando era una niña, con ser diseñadora. Desde aquellos años – no muy lejanos; apenas supera los treinta – la bogotana dibujaba en su cabeza vestidos coloridos y voluminosos que, imaginaba, vestirían las mujeres más estilosas del planeta. Trabajadora incansable, obsesionada con las flores y extremadamente detallista tanto en su arte como en la gestión de su firma, sus diseños están pensados para el día a día, para mujeres que aprovechan todas las ocasiones para mostrarse perfectas vistiendo de forma sofisticada; defiende el prêt-à-porter por encima de la ropa de pasarela. El punto de partida en cualquier colección, son las flores y de ahí surgen las prendas cargadas de volumen, estructuras, movimiento y estampados.
Su última colección es un viaje por las cuatro estaciones. Una experiencia en la que la diseñadora continúa su investigación sobre oriente, donde el origami es un referente clave para el desarrollo de los muchos plisados que hacen parte de la estructura de sus diseños. Una vez más las flores estan presentes en la propuesta no solo como sello indiscutible de la identidad de la marca, sino también para materializar la alegoría a los bosques florales. Además, Kika ha incluido transparencias mediante la utilización de organza pesada que le permite jugar con dos opuestos: estructuras y la fluidez, convirtiendo los atuendos  en  esculturas y la exageración, el común denominador.IMG_7292