image

Jaime Beriestain

Barcelona. Jaime Beriestain, interiorista chileno de proyección internacional afincado en Barcelona, acaba de cumplir uno de sus sueños. Un multiespacio en el que conviven un concept store con un café-restaurante muy bien decorados. El local ubicado en pleno Eixample tiene 500 metros cuadrados de ambiente cosmopolita y cool.
Uno puede rodearse de muebles vintage restaurados, flores naturales, velas, libros internacionales, fragancias, alfombras de creación propia o una selección personal de su colección de arte. Las piezas que se pueden encontrar en este espacio se reparten en decoración urbana, campestre, de mar y rústico de montaña. Todo convive junto a un café-restaurante, que evidencia la gran pasión por la gastronomía de Beriestain.
El restaurante es una interpretación del paladar de Beriestain, apasionado del mundo de la cocina, que ha situado al frente de los fogones a Pedro Salillas, formado en cocinas como Neichel y Akelare. Como no puede ser de otra forma, el café, es un lugar acogedor, que nos lleva al universo de este interiorista, plagado de detalles de buen gusto y propuestas novedosas. No hay separación física con la tienda, por lo que el comensal en realidad se puede pasear por ella. Beriestain se ha involucrado al 100% en la cocina, empezando por la elección del chef, que tenía que ser alguien que entendiese la cocina como la entiende él. Y es que el interiorista y empresario quiere recibir a su público como recibe en su propia casa.
Pedro Salillas apuesta por una cocina tradicional en la que se toca lo mínimo el producto y se le da un punto de modernidad. Hay guiños al universo personal de Beriestain, como la “sopa de cebolla de la abuela Sofía” o la “ensaladilla rusa de mi amigo Quique” y recupera algunos platos de Chile.
beriestain.com