image

Jacksons

Estocolmo. Jacksons se ha convertido en una institución del diseño del siglo XX, considerada una de las principales galerías en el mundo. Muebles, vidrio, cerámica, joyería, iluminación, alfombras y textiles; pocas áreas se han quedado sin explorar con el fin de mostrar lo mejor del diseño escandinavo e internacional. La selección, cuidadosamente elegida, eleva claramente la era del siglo pasado como una de las más vibrantes en la historia de la producción creativa.
Está dirigido por Paul Jackson y su esposa Carina desde 1981, cuando el anticuario inglés Paul se mudó a Estocolmo por amor. A su llegada, Paul se enamoró del diseño escandinavo hasta tal punto que las antigüedades fueron remplazadas rápidamente. Trabajan un poco el diseño italiano, pero es el escandinavo el que domina y especializados en la década de 1950 y 60. Desde entonces, la galería ha construido una base de seguidores fieles en los círculos del diseño, que abarca coleccionistas privados, observadores curiosos, y museos internacionales. Y prueba de su éxito es su expansión, Berlín ha sido la ciudad elegida para abrir la segunda tienda. Al igual que la de Estocolmo, hay una colección escandinava permanente y exposiciones temáticas.