image

Inés Figaredo

Madrid. Diferentes, atrevidos, extravagantes y escultóricos así son los bolsos de Inés Figaredo, su forma de expresión artística. Unas creaciones surrealistas que han conquistado a Lady Gaga, a Patricia Field, la estilista de Sexo en Nueva York, Rihanna, Willow Smith, Miley Cyrus, la Dj Leigh Lezark, Anna Dello Russo, o la mismísima Reina Letizia. Cueros españoles, pieles exóticas, seda, hilo de oro, bronce, piedras semipreciosas, fibra de vidrio o cristales de Swarovski, son los materiales y la distinción de esta marca que considera cada bolso como una joya.image
Nacida en Madrid pero de corazón asturiano, después de permanecer varios meses en coma se agarró a la vida en forma de bolso. Inés empezó a hacer realidad sus fantasías. La firma nace de la necesidad de huir de lo cotidiano, de crear un universo paralelo. Un universo al más puro estilo «Alicia en el país de las maravillas» que hoy ocupa un lugar privilegiado en los mejores escaparates de todo el mundo. Sus bolsos generan cierta atracción por el singular y valiente espíritu de la marca cuajada de elementos de apariencia muy orgánica que transmiten una sensación de extrañeza a quienes desconocen su sensibilidad por la estética surrealista y por la expresión de las emociones. Bolsos llenos de intencionalidad que parten de elementos y situaciones cotidianas, elaborados en un exigente proceso artesanal con materias primas excelentes que recrean esa ornamentación barroca tan característica, para ofrecer así otra revisión del concepto del lujo.
Inés Figaredo desde que arrancó esta aventura en 2011 y gracias a su empeño, ha conseguido llevar sus diseños hasta la verdadera élite de la moda y presentar sus colecciones en París Fashion Week. Hoy su mundo creativo se ha ampliado a las joyas y una colección de barras de labios.image