96C4A3A5-1E95-4EEE-8C25-704F8DDE67C4

Hotel Verride Palacio de Santa Catarina

Lisboa. Sin que nadie se dé cuenta, Lisboa ha conseguido atraer a miles de turistas y como consecuencia no dejan de abrir hoteles aprovechando la imponente arquitectura de sus calles. Un palacio del s.XVIII en el inconfundible barrio de Chiado con vistas al Tajo, ha sido convertido en un hotel de cinco estrellas, único y muy especial.C96957B0-F9AC-4B01-8680-07370B6777ED
El Palacio de Santa Catarina es un proyecto de la arquitecta Teresa Nunes de Ponte, en colaboración con la diseñadora de interiores Andrea Previ. El resultado, un trabajo impecable en el que se ha respetado el lujo ornamental del edificio y todo su sabor clásico para, después, inyectar un toque vibrante y una sofisticada modernidad.A7247E9E-31C4-4534-8571-9ED0E03CA5F3
Las 18 amplias habitaciones tienen una marcada personalidad. Son formidables las camas y en el caso de las impresionantes suites reales, exquisitos papeles de seda pintados a mano y exuberantes elementos ornamentales de escayola recorren techos y paredes. Tema aparte son los cuartos de baño, oasis personales de puro lujo, revestidos unos con azulejos portugueses originales y otros con piedra local. Un esplendor rococó que choca con el estilo monacal de otras estancias.
Entre los grandes atractivos del Verride Palácio Santa Catarina está también el gastrobar Suba, en la última planta. En contraste con el resto del hotel, posee un diseño muy depurado que cede el protagonismo a las vistas de 360º sobre la ciudad, así como a sus recetas creativas. El segundo restaurante se ha llamado Criatura dirigido por el chef ejecutivo Bruno Carvalho ocupa una sala interior con techos abovedados y tapices antiguos donde se sirve una cocina de versiones tradicionales.