image

FOL

Torino. Fol significa en el dialecto italiano piamontés «alocadamente» y así, de forma alocada, los fundadores de FOL gourmet popcorn pusieron en marcha su empresa. Tras terminar la universidad, un grupo de amigos recién licenciados en ingeniería charlaban en torno a unos cafés sobre su futuro. Y como quien no quiere la cosa, uno de ellos relató al resto el potencial de las palomitas de maíz.image
Y sí, parecía una locura, pero una muy apetecible. Existen las palomitas de maíz dulces, las saladas y las de mantequilla. A lo sumo, también las de colores que se consumen en el cine o en casa. ¿Dónde está el potencial? Pues precisamente en lo poco aprovechadas que están gastronómicamente hablando, especialmente en Europa. Así que cuando sus compromisos se lo permitían, se reunían para experimentar, probar sabores, combinaciones y diferentes variedades de maíz. Y finalmente, cuando tuvieron una base sólida de recetas, nació FOL gourmet popcorn, con tiendas en Turín, Roma, Piacenza, Ámsterdam, Bucarest hasta llegar a Madrid, donde han abierto una pequeña tienda en Chueca.
En la actualidad, FOL elabora artesanalmente en sus obradores de Turín o en las propias tiendas palomitas como las Fondente Passione, recubiertas de chocolate italiano; las Crema di Formaggio, bañadas en un delicioso queso; las Margherita, impregnadas con una combinación de tomate orégano y queso; o las Rosemary, rociadas con una mezcla de romero y aceite frío. Todas ellas, hechas con maíz “mushroom” no modificado transgénicamente, tostado al aire, sin recurrir a aceites vegetales. Nacidas para elevar las palomitas de maíz al nivel de pastelería, estas son una nueva forma de ver este delicioso y ancestral aperitivo.