image

Figue

New York. Figue fue creada por Stephanie von Watzdorf, apasionada de la cultura mediterránea. Figue reúne el espíritu urbano de París y Londres con la belleza natural del Mediterráneo.image
Nacida en Neuilly-sur-Seine, de padre francoaleman y madre rusa, Stephanie se trasladó a Nueva York a los seis años pero sin dejar de viajar a Europa. Después de graduarse en la Escuela de Diseño Parsons, donde fue galardonada con el prestigioso premio Dedal de Oro de Calvin Klein. Durante veinte años trabajó en Yves Saint Laurent, Giorgio Armani, Ann Taylor y Ralph Lauren. En 2004, se unió a Stephanie Tory Burch donde guió el desarrollo de la marca durante más de siete años. Stephanie finalmente ha creado su propia colección, una extensión natural de su estilo personal. El resultado es Figue, una marca atemporal para las mujeres que viajan, o sueñan con viajar a destinos exóticos y que disfrutan de un estilo de vida que es lujoso y bohemio al mismo tiempo. Túnicas, caftanes de Marruecos, ponchos de alpaca de Bolivia, bolsos tejidos a mano de Colombia, telas de la India llenas de color, abalorios, joyas en edición limitada y algunos tesoros únicos procedentes de sus expediciones.
El estilo bohemio de Stephanie von Watzdorf es una herencia de su niñez. Pasó sus primeros años en París rodeada de artistas y bailarines. Su abuelo, Léonide Massine, fue un prestigioso coreógrafo amigo de Pablo Picasso, Henri Matisse e Igor Stravinsky. Stephanie pasaba sus veranos viajando entre las casas italianas de sus abuelos en Isola dei Galli cerca de Positano y la toscana en Porto Ercole. La inmersión de Stephanie en este ambiente artístico, la música, la danza, la pintura y la belleza de la naturaleza han sido tan fuertes que sus creaciones llevan esa esencia.image