image

eventi Hotel

New York. La tendencia de hoteles boutique está en pleno florecimiento, y mas, en esta ciudad. Existe un hotel especializado para casi todas las subespecies de hipsters. Afortunadamente para el resto, todavía hay lugares como el Eventi, un hotel macro-boutique situado en el corazón de Chelsea. Lo cual no significa que sea un mal negocio empresarial, ya que el Eventi, como la mayoría de sus primos Kimpton, valora la inclusión sobre la exclusividad. Es un hotel para ejecutivos (Midtown está justo al salir de la puerta) y para clientes que vienen hacer turismo; también es un lugar para niños y mascotas; y aunque el diseño sea llamativo, no es nada rebuscado, pues, la comodidad es la prioridad que han buscado en todos los espacios.image
Su ubicación también complace a muchos. Para los aficionados del arte, el barrio de Chelsea es quizás uno de los mejores del mundo para visitar galerías y museos, con más de 400 galerías en el área. Y luego está el parque elevado The HighLine que ya es uno de los lugares más populares de Manhattan, en tan poco tiempo. Sin embargo la mejor manera de contemplar el barrio es desde las habitaciones. Situadas entre el sexto y vigésimo tercer piso, cada cuarto cuenta con ventanas que van del suelo al techo que ofrecen unas de las mejores vistas, el Empire State Building. Un hotel que le pone el mismo énfasis al confort como al estilo.L'amico - Eventi Hotel in NYC 2015
L’AMICO es uno de los restaurantes del hotel. El concepto es bien sencillo: pensar en el almuerzo del domingo, abuela italiana, jardín en el patio trasero, pizzas que salen del horno de leña. Un montón de pasta recién hecha de la nonna. Un menú fresco y sofisticado de cocina americana con un toque de la dolce vita. La inspiración viene de la infancia del chef ejecutivo Laurent Tourondel: cenas pausadas en el campo, rodeado de su familia. Desde aquellos días, Tourondel ha cocinado y hecho su camino recorriendo mundo. Pero todo se reduce a un espacio cálido y acogedor; un variado menú de platos clásicos perfectamente ejecutados; una sensación de hogar dulce hogar. Así que toma asiento en la barra de L’Amico, o comparte una mesa. No hay prisa, abierta la cocina todo el día, la comida es siempre fresca.image
LUPULO es la otra propuesta culinaria. ¿Qué se obtiene cuando se mezcla un cervejaria portuguesa (fábrica de cerveza que sirve comida), un restaurante en Chelsea de diseño, un chef con estrellas Michelin, ingredientes de temporada y el ambiente de un lugar de barrio? Respuesta: Lupulo. Un restaurante y un bar donde se reúne el Viejo Mundo y el Nuevo, Lisboa en Manhattan, bacalao con cerveza artesanal americana. En Lupulo, se degusta la tradición portuguesa en cada plato, magistralmente preparada por el chef-propietario George Mendes, un americano de padres portugueses que cuenta con una estrella Michelin en Aldea. Relajarse en una mesa rodeados de azulejos portugueses saboreando (salivando sería mejor) un pollo joven orgánico a la brasa de carbón con salsa de pimienta negra o un arroz con pulpo al horno, gachas de camarones con huevo de gallina, o pierna de cordero asada sobre carbón. Disfrutar de los petiscos, famosas tapas portuguesas, como bolinhos de bacalao, empanadas de camarón crocante o paté de carapau acompañados de una carta cuidadosamente seleccionada de cervezas artesanales (Lupulo significa “saltos” en portugués), vinos portugueses, y de cócteles perfectamente emparejados a los platos de Mendes. Saúde!