image

Cédric Charlier

Paris. Cédric Charlier es un diseñador belga que está tratando de hacer ropa para una mujer joven y moderna. Sus colecciones se caracterizan por formas sencillas y el uso de colores básicos como son el blanco y el negro, basándose en la combinación de elementos punk y japoneses. Sus principales inspiraciones a la hora de crear diseños son la poesía, la música y la fotografía.imageCédric Charlier diplomado por la Escuela de Artes Visuales de Bruselas, lanzó su propia marca con el apoyo del industrial italiano Aeffe, que produce y distribuye numerosas nombres de lujo. En los últimos seis años había sido asistente de Alber Elbaz en Lanvin y antes había trabajado para Céline, Michael Kors y Jean Paul Knott. Galardonado con el primer premio del Moët Hennessy Fashion Awards, el diseñador resalta el lado onírico y artístico de su trabajo aunque sus creaciones están ancladas en la realidad, y se dirigen a las mujeres de hoy. En su última presentación deja claro que tiene un estilo muy francés: faldas plisadas bien ordenadas, chaquetas elegantes y relajadas e incluso los colores son del estilo de un uniforme de colegio de color rojo oscuro, verde hierba, azul marino, y a veces los tres combinados. El concepto de diseño geométrico no es nuevo, pero Charlier ha trabajado con líneas verticales y horizontales, y de vez en cuando ciertos toques gráficos aparecen en algún vestido.image