image

Carlota

México D.F. Anteriormente conocido como el hotel Jardín Amazonas, este nuevo hotel abrió sus puertas en la colonia emblemática Cuauhtémoc. Verdadero oasis urbano, el Carlota combina referencias al pasado y estética contemporánea. Situado a algunos pasos del célebre Paseo de la Reforma, el hotel lleva el nombre de la emperatriz de México quien usaba esta avenida para ir a ver a su esposo Maximiliano en el Castillo de Chapultepec, la residencia oficial.image
El hotel fue reinventado por el estudio mexicano JSª –liderado por Javier Sánchez– que se encargó del concepto arquitectónico. Una transformación completa. Varios detalles antiguos sin embargo fueron conservados como los acabados en concreto de la estructura y la distribución general de los espacios. Carlota se trata de un nuevo lujo. El lujo entendido desde la perspectiva del cliente, un espacio cuidadosamente diseñado, planeado y honesto en la selección de sus materiales. Para su diseño interior encabezado por Ignacio Cadena, CADENA + ASOC. CONCEPT DESIGN ® utilizaron procesos industriales, tecnológicos y artesanales para dar vida a este hotel íntimo que refleja tanto la idea de barrio como de ciudad cosmopolita. Piezas que contrastan con elementos vernáculos como el lavadero tradicional con muebles impolutos hechos a medida, objetos recuperados y obras de artistas como Omar Barquet, Ricardo Rendón, Luis Nava, Tomás Díaz Cedeño, conviven en las 36 habitaciones. imageEntre las piezas de mobiliario mencionar la colección exclusiva creada por La Metropolitana que trabajan con antiguas técnicas de manufactura en busca de recuperar la esencia de antaño y traerla al presente para preservarla en el futuro. A pesar de ser urbano y contemporáneo, el lenguaje estético del Carlota es también respetuoso del entorno y de la historia de donde se sitúa. Además de la biblioteca, el bar, la piscina, el roof top, el hotel cuenta con un restaurante donde los chefs Joaquín Cardoso y Sofia Cortina se enfocan en recetas e ingredientes principalmente orgánicos.image
Y como Carlota es un vivo ejemplo de diseño aplicado en todas su acepciones, no podía faltar un espacio para comprar diseño mexicano: Taxonomía. En la tienda se pueden encontrar piezas de joyería, arte, moda y mobiliario.
En definitiva, un ambiente casual, mucho diseño expresivo y espacios llenos de contrastes, el hotel Carlota reúne todos los ingredientes del éxito.