image

Bubbledogs

Londres. En Fitzrovia, un restaurante abarrotado de gente guapa bebiendo con alegre abandono. No parece importar a nadie que no se pueda reservar, que puede haber lista de espera de casi una hora o que tenga que compartir la mesa.
En Bubbledogs se come perritos calientes con champán y un servicio de primera clase.
Después de una temporada trabajando en el famoso Noma de Copenhague, James Knappett, el chef, se establece en Londres y decide un concepto simple: un bar de champán y quince tipos de perritos calientes deliciosos. Los perritos calientes, están disponibles con carne de res, carne de cerdo o vegetariano.
En el comedor hay también la “Kitchen Table” para una experiencia culinaria (máximo 19 personas) donde Knappett desata su imaginación con un menú de degustación: prepara, sirve y habla a través de sus platos.
bubbledogs.co.uk