image

Boda en Granada

Granada. Es el escenario más romántico de España, y pocos lugares son tan evocadores como el Albayzín, un barrio blanco, de angostas callejuelas donde se pueden palpar las tres culturas que han dominado la historia antigua de Granada, con su vida de barrio que no pierde su atractivo por mucho turismo que reciba; pocos lugares tan salvajes y raciales como el Sacramonte, imposible de concebir en cualquier otra ciudad europea y, por supuesto, pocas (o ninguna) postal tan idílica como la de la Alhambra, el Palacio de Carlos V y los Jardines del Generalife con Sierra Nevada de fondo. Desde el mirador de San Nicolás, en pleno Albayzín, se enfrenta uno cara a cara con la Alhambra. Al caer el sol la vista panorámica se queda grabada en la retina. Muy cerca de allí, aparece la Mezquita Mayor de Granada, desde donde las vistas son, si cabe, incluso más espectaculares. Los inverosímiles vericuetos que son las calles y plazas del Albaycín se deben en parte a la construcción típica de este barrio, El Carmen, y su bellísima fusión con iglesias, conventos, antiguas construcciones moriscas.
El Carmen es un espacio típicamente granadino, karm, definido como casa con huerto y jardín, oculto a la mirada de los vecinos, es una forma de vida específica del Albayzín: la casa de campo en el interior de la ciudad con minucioso aprovechamiento de los espacios. Esta circunstancia lo hace apacible y recóndito y le imprine ambiente de recoleta intimidad.
La Alhambra. El hecho de que siempre haya una sala cerrada por obras de restauración o preservación hace que regresar cada cierto tiempo depare nuevas sorpresas. Este año ha roto con todas las expectativas tras volver a lucir su famoso Patio de los Leones, una de las fuentes más famosas del planeta. El visitante al llegar al Patio, tan brutalmente perfecto, tan esencialmente único siente una paz que es imposible sacarla y reflejarla en las miles de fotos que se toman aquí diariamente. Por algo es el monumento más visitado de España.
Deambular por los senderos de los bosques de la Alhambra es una paseo muy apetecible pero muchos se lo pierden por desconocimiento. El Patronato de Turismo ofrece paseos guiados como “La Alhambra y la Granada Carolina: El sueño del emperador”, un itinerario que parte del Palacio de Carlos V y termina en el Monasterio de San Jerónimo. Pasa por la Puerta de las Granadas, la Catedral y la Capilla real.
Comer en Granada
Mirador de Morayma es el lugar preferido para una cena romántica, muy pocos restaurantes pueden competir con el. En este carmen del Albayzín todo convence: su decoración, muy a tono con la ciudad y con el barrio, la comida tradicional (desde un ajo blanco granadino a su especialidad: la tortilla morayma), y, sobre todo, las enmudecedoras vistas a la Alhambra desde el jardín.
Las Tomasas. En el año 1.989 el restaurante abrió sus puertas usando parte de sus hermosos jardines como terraza veraniega donde se servían aperitivos y cenas frías. Comedores interiores delicadamente decorados y varias terrazas exteriores que se confunden con el entorno en un claro ejemplo de equilibrio y perfecta simbiosis con el escenario de este Carmen.
El Claustro. Para valorar las creaciones de Juan Andrés Morilla lo primero es alabar el buen gusto de su ubicación. Situado en el Claustro de un antiguo convento, en pleno centro de Granada, el restaurante aún conserva parte de la atmósfera sagrada de sus predecesoras, un aire sofisticado que se respira cuando comienza la degustación de su carta. Y que tiene mucho que ver con el sorprendente colorido de sus platos. Juan Andrés esta encantado con los productos del lugar, de hecho en su carta presenta con orgullo un exquisito cordero segureño. Pero le gusta ampliar sus horizontes en lo que al paladar se refiere.
Dormir en Granada
Hospes Palacio de los Patos, un hotel boutique de lujo, situado en un palacio del siglo XIX, junto a la catedral y con un jardín con fuentes de estilo árabe. Este hotel representa una combinación de dos edificios que se miran con complicidad: el Palacio de los Patos, una cuidada reconversión de un palacio del siglo XIX de arquitectura clásica e industrial catalogado como Bien de Interés Cultural; y un edificio de nueva construcción mezcla de profundidades y transparencias tras una majestuosa y sutil celosía de alabastro. Las habitaciones del Palacio de los Patos son elegantes, tienen un diseño contemporáneo y, a su vez, conservan la decoración original de este establecimiento histórico.
AC Palacio de Santa Paula está ubicado en el centro histórico de Granada, es una obra maestra restaurada que cuenta con 75 habitaciones y fue declarada monumento histórico y artístico. Sustituyó al Convento de Santa Paula y la Casa Morisca, que existían en los siglos XVI y XII respectivamente.
Casa Morisca, el escondrijo perfecto para vivir Granada, entre el Albayzín y la Alhambra. Aunque sin grandes lujos (solo tiene tres estrellas), en esta casa tradicional granadina con su patio y su cerámica vidriada no es difícil sentirse como un viajero del siglo XIX. Si está disponible, la habitación Mirador cuyo nombre ya lo dice todo, es la preferida de vivirdemais.
Hotel Casa 1800 Granada lujoso Hotel con encanto a los pies de la Alhambra. Está ubicado en lo que fué la Casa de los Migueletes, un edificio del siglo XVII situado en pleno Albayzín.
granadatur.com
miradordemorayma.com
lastomasas.com
restauranteelclaustro.com
hospes.com
acpalalaciosantapaula.com
hotelcasamorisca.com
hotelcasa1800granada.com