image

Black Barn

New York. El pasado otoño, John Doherty chef y propietario de Black Barn trajo un recuerdo de los Hamptons a la ciudad. El ex jefe de cocina del Waldorf Astoria donde había pasado los últimos 25 años, abrió su primer restaurante en solitario. Es un enorme espacio que transporta a los comensales de las calles de Manhattan a una granja en pleno Madison Square Park, una de las plazas más food y favorita de vivirdemais.image
La decoración interior está firmada por Mark Zeff, famoso diseñador de casas de campo y edificios inspirados en los graneros del East End. El restaurante está adornado con detalles rústicos en cada rincón, rastrillos y cubos de metal cuelgan de las paredes de madera y decorado con un mobiliario de estilo industrial. Las luces cálidas se intercalan entre las vigas del techo que nos recuerdan a un granero. En la entrada, una larga barra da la bienvenida, y de ahí se pasa al restaurante dividido en dos comedores. También tiene una bodega con más de 1.000 botellas donde se puede cenar.image
La carta tiene un acento americano moderno, muy ligada a las cuatro estaciones, elaborada con ingredientes de los agricultores, ganaderos y pescadores de la región. Se completa con un menú “green”, para los vegetarianos.
En los últimos años, Madison Square Park, esta emblemática plaza neoyorquina ha ganado posiciones como uno de los destinos culinarios de la ciudad. En la misma plaza conviven uno de los mejores restaurantes del mundo (quinto puesto del ranking) Eleven Madison Park, The Clocktower en el recientemente inaugurado Edition Hotel, con el kiosko de hamburguesas más famosas Shake Shack o el parque de atracciones gastronómico del italiano Óscar Farinetti, Eataly. No muy lejos de aquí, están ABC Kitchen, la brasserie de Jean Georges Vongerichten y dos restaurantes alojados en los hoteles más solicitados de la ciudad, The NoMad y el Ace Hotel. Es bien demais.image