image

Alta Gastronomía en el Barrio de las Letras

Madrid. Malasaña, Chueca, La Latina, el triángulo de Ballesta (más conocido como TriBall)… En Madrid, cada cierto tiempo, un barrio se convierte en el centro neurálgico de la ciudad. Ahora le toca el turno al Barrio de las Letras: modernas tiendas de ropa, galerías, tiendas de antigüedades, decoración y, sobre todo, neotascas en las que triunfa una cocina informal, española con guiños internacionales, a precios asequibles.
Esta céntrica zona, un laberinto de calles entre la calle Prado y Atocha, había sido de las más olvidadas, culinariamente hablando, pero en los últimos meses jóvenes cocineros, llegados de los mejores restaurantes de España, se han instalado en el barrio y hasta allí peregrinan los que gustan de comer bien. vivirdemais selecciona
TriCiclo nace de la ilusión de “tres” cocineros de acercar la mejor gastronomía a todos aquellos que disfruten de la comida, de la mezcla de sabores, de probar diferentes productos…en un ambiente informal, sin grandes florituras. Han trabajado con los mejores: Diverxo, Casa Marcial, Senzone. En TriCiclo hay “tres” espacios, la zona de la barra, un pequeño reservado que es una antigua mesa de carpintero y por último el comedor principal. La carta se encuentra dividida, también, en “tres” apartados diferenciados:
Del mercado al TriCiclo: platos donde prima la calidad y la frescura del producto así como su punto de cocción sin modificar apenas su sabor natural.
Un paseo en TriCiclo: platos de carácter más gastronómico, más elaborados con combinaciones de sabores tradicionales que recuerdan los sabores de siempre.
Un viaje en TriCiclo: platos de otras culturas, mezclas de sabores sorprendentes, productos desconocidos para muchos, una oportunidad de viajar gastronómicamente por el mundo.
Tándem es el hermano pequeño de Triciclo, con el que comparten espíritu y calle. Aquí la cocina es mas fresca y fácil, abierto desde la mañana, con desayunos especiales hasta la noche, con cenas informales y la última copa.
El Apartamento. El pasado mes de junio se cumplió en el Barrio de las Letras, el sueño de cinco amigos: crear un espacio en el que unir a su gente con una excelente cocina tradicional de mercado y un toque de innovación, una excelente bodega y un entorno único, cálido, distendido que hace de El Apartamento el segundo hogar. Carta de contrastes, con platos sencillos, arroces, carnes y otros de más dedicación y mimo. Algo para picar, platos para compartir. No irse sin probar las croquetas especiales de El Apartamento, que van rotando cada semana.
Al Trapo. Este restaurante lleva poco tiempo abierto… decir sólo que Paco Morales es el chef, es suficiente para acercarse hasta allí. Alta cocina informal. Morales ha diseñado una carta que alterna la informalidad con el academicismo, siempre marcando una línea muy personal. Un menú que se estructura en bloques, ocho en total. Uno son los platos “Para comer con la mano y chuparse los dedos”, otro los “Suaves y elegantes”, un tercero los “Pícaros y picantes”… y así sucesivamente. En el primero de ellos es donde está esa parte informal que busca el cocinero. Ubicado en el Hotel De las Letras, lo que confirma que, algunos de los mejores restaurantes de Madrid están en los hoteles.